Un amigo que conocer

Un amigo que conocer

2 diciembre, 2020 Desactivado Por Andrea Gomej

Hace unos meses empezamos con la tradición de hablar de ciertos seres maravillosos como lo son los animales y que tienen una característica en común, que todos ellos se encuentran en peligro de extinción.

La primera vez tocó hablar de nuestro amigo el Tucán pico de canoa, ahora le he abierto el espacio para poder conocer a otro ser tan maravilloso y que también es conocido por crear un hábitat en México.

En esta ocasión nos iremos al mundo marino para conocer un poco sobre nuestra Vaquita Marina, este ser con una fisonomía bastante peculiar y con una apariencia bastante interesante.

Conozcamos un poco sobre Vaquita.

Se le llama cochino o vaquita marina, es un cetáceo odontoceto de la familia Phocoeniade que solo habita en las aguas mexicanas.

Se calcula que existen menos de 100 ejemplares de esta especie, cuya amenaza principal es la negligencia de la industria pesquera, pues suele morir atrapado en las redes de pesca. 

Recibe su nombre debido a que tanto los ojos como la boca están rodeados de manchas negras. Se trata de una especie tranquila que se comunica con sus familiares a través de ondas de sonido.

Mide 150 cm de largo y pesa hasta 50 kg. Sus poblaciones han disminuido durante las pasadas décadas al punto de ser consideradas en grave peligro de extinción.

Hoy en día se han puesto en marcha medidas de conservación, pero la especie se considera en peligro inminente de extinción.

Así en ningún otro sitio del mundo existe este sorprendente animal.

Una característica en esta especie es la apariencia sobresaliente de los labios. La parte superior del cuerpo es gris oscuro, la parte inferior es casi blanca o gris claro. Las aletas son proporcionalmente más grandes que en otras marsopas. Esta pequeña criatura es muy tímida y no salta cómo los delfines en la superficie del mar, sino simplemente emerge algunos segundos para tomar aire.

Las vaquitas suelen buscar alimento cerca de las lagunas. Son depredadores no selectivos de peces y calamares en esta área. Algunas de sus presas comunes son corvinas y truchas. Cómo otros cetáceos las vaquitas puede localizar a su presa, también es posible localizar a su presa siguiendo los sonidos de sus movimientos.

Se han tomado varias estrategias y medidas para salvar a ese ser hermoso, debido a la considerable reducción del número de individuos de la vaquita marina, el gobierno mexicano ha realizado múltiples esfuerzos de conservación de este ser vivo.

Así mismo esta preocupación va más allá de las fronteras y capacidades del gobierno nacional, por lo que se han involucrado distintas organizaciones ambientalistas, además de políticas de conservación internacionales.

Es el momento de hacer conciencia y de conocer los peligros que la fauna de nuestro país está sufriendo y el marino es uno de ellos, de los que están sufriendo más por la inconsciencia de las personas que solo dañan el hábitat para un bien personal sin contemplar que están lastimando a seres maravillosos.

Esta vaquita marina tiene que seguir viviendo y tiene que seguir existiendo en estos lugares maravillosos y seguir siendo parte de la fauna de México.