Vacaciones en Costa Rica, verano 2019.

Vacaciones en Costa Rica, verano 2019.

10 agosto, 2019 0 Por Rincón de Lola

Este verano mi familia y yo escogimos como destino vacacional Costa Rica, su nombre lo dice todo.

Visitarla es para personas con espíritu aventurero, Centroamérica. Al llegar ahí pasas del mar a la selva, de la selva al volcán, del volcán al bosque y del bosque a la ciudad. Es un país que por su situación geográfica posee el mar caribe por un lado y el Pacífico por el otro. La ciudad es hermosa, muy cosmopolita. Pero si te alejas un poco tomando la carretera costanera encontrarás caminos rurales muy bellos, verdes y con muchísimas flores. Pasando uno a uno, provincias, o estados y entre las nubes. llueve mucho, los caminos son buenos, algunos cobran peaje.

Juan sostenía en sus manos un letrero que decía bienvenida Margarita Ascencio me sentí especial.

Teníamos una agenda bastante apretada así que mi esposo rentó un auto nos fuimos a dormir para al día siguiente iniciar la aventura. Como primer sitio que lleva por nombre Reserva Manuel Antonio, la provincia de Quepos haciendo escala en la perla del Pacífico llamada punta Arenas, que es una pequeña península con una franja de tierra muy delgada en el océano Pacífico. Y en esas andanzas se encontraba el crucero Princess que también suele llegar a Los Cabos, BCS en México. En Costa Rica amanece a las 5:00 am y oscurece a las 6:00 pm, las personas se levantan muy temprano. Por ende, se duermen muy temprano.

Optamos por un hotel cercano al aeropuerto y al día siguiente después de desayunar cortesía del hotel, la comida típica era la siguiente: arroz pinto qué es arroz con frijoles negros, los prensaditos que son como empanadas de hojaldre rellenas de carne también había huevos cocidos, pan tostado, jugo, leche, café, queso y jamón sin faltar el plátano frito que también le llaman maduritos y al pan le llaman pancito o tostadas. Así le llaman al pancito tostado en Costa Rica, todo es con diminutivo por eso les dicen ticos- chiquiticos, etcétera.

 La moneda son los colonos, un dólar equivale a $550 colones aproximadamente, pero varía mucho y en los restaurantes se cobra el 13% de impuestos más el 10% de servicio.

Rumbo Quepos, la carretera Interamericana por la costanera pasando por Jacó con sus cabañitas y su río lleno de cocodrilos con muchísimas flores. Era día del santo patrono de ese lugar y para salir del poblado había romería lo que llamamos en México peregrinación. El trayecto que era de 3 horas se convirtió en cinco, si lo tomas por el lado amable eso te permite admirar tanta belleza. Parecía que iba a empezar a llover, así fue nos tomó por sorpresa a una tremenda tormenta con rayos y centellas. Camino a Quepos, llegamos al hotel, oscuro, no se podía apreciar, pero se escuchaba la selva.

Cenamos muy bien y a dormir alrededor de las 11:00 pm para despertar a las 5:00. Me salí a la terraza, mis ojos se llenan de ¡asombro! de un lado la selva llena de sonidos de pájaros, chicharras, grillos, simios y otros que no conocía y la vegetación espesa de un lado y el mar turquesa el otro.

¿Qué es de agosto? ¡me siento muy afortunada! pensaba eso cuando de pronto apareció una familia de monos capuchinos y uno de ellos se acercó y pasó frente a mí. Lo seguí con la cámara para ver qué hacía, pero subió por las escaleras al piso de arriba y de la mesa tomó un sobre de azúcar. Después de eso, corrí a despertar a mis hijas para que vieran. En el otro lado de los árboles los tucanes eran dos o tres y en el jardín un tapir y a lo lejos monos jugando en los árboles.

Autor: Margarita Ascencio
Texto: Vacaciones en Costa Rica, verano 2019.

 

R de Lola
Y todo el equipo de trabajo no son responsables del contenido de las publicaciones, solamente brindamos espacios libres de expresión.